II Encuentro Nacional de Juventud de la Iglesia Católica

Creado el

29/05/2018 - 09:05

Autor

Sergio Raynoldi

Título

II Encuentro Nacional de Juventud de la Iglesia Católica

La ciudad de Rosario fue sede durante los días: viernes 25, sábado 26 y domingo 27 de mayo del II Encuentro Nacional de Juventud, organizado por la pastoral juvenil de la Iglesia Católica, estuvo abierto a todos los jóvenes de 14 a 35 años. El lema del encuentro fue “Con Vos renovamos la historia“.

galeria para post

Imagenes

La ciudad de Rosario fue sede durante los días: viernes 25, sábado 26 y domingo 27 de mayo del II Encuentro Nacional de Juventud, organizado por la pastoral juvenil de la Iglesia Católica, estuvo abierto a todos los jóvenes de 14 a 35 años. El lema del encuentro fue “Con Vos renovamos la historia“. Participaron alrededor de unos 18.000 jóvenes de todo el país.

La Diócesis de Reconquista contó con la participación de unos 200 jóvenes de prácticamente todas las parroquias de su extensa geografía. La región NEA  aportó unos 500 jóvenes entre todas sus diócesis y arquidiócesis en un encuentro donde los organizadores estimaron la participación de unos 18.000 jóvenes de todo el país.

 

En un encuentro periodistas, la vicepresidente, Gabriela Michetti, el arzobispo de Rosario monseñor Eduardo Martín, el presidente de la Conferencia Episcopal monseñor Ojea, y un integrante de la Comisión Episcopal de Laicos y Familia, monseñor Dante Braida, reflexionaron sobre la juventud. Además estuvieron presentes los referentes de la Pastoral de la Juventud Nacional, Mariano García y Diana Fanlo, y el director de Comunicación del Encuentro, Darío Diaz.

 

Monseñor Eduardo Martín le dio la bienvenida a la vicepresidente y aseguró: “nos honra con su presencia en este Encuentro Nacional de Juventud en el que vivimos la experiencia de fe con Jesús, para renovar la historia”.

El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Oscar Ojea también le dio una fervorosa bienvenida. “Sabemos de su militancia juvenil, y hemos compartido la Beatificación de Hermana Catalina y el Congreso Eucarístico Nacional. Es emocionante recibirla como creyente”

Por su parte, la vicepresidente agradeció la invitación y reflexionó sobre los jóvenes argentinos. “Quiero agradecerles a ustedes por invitarme y es un placer enorme estar acá porque fui participe y organizadora de estos eventos. Me acuerdo de todo el trabajo que tuvimos en el 85, en mi arquidiócesis de Azul. Y lo recuerdo con mucho cariño. Me da un poco de nostalgia no estar con ustedes trabajando”.

 

“La juventud para mi es realmente nuestra esperanza y no lo decimos como un eslogan sino que realmente lo sentimos. Creo que esas divisiones que a veces vemos, incluso desde la política, hacen mucho daño. Y la juventud tiene eso maravilloso de unirse más allá de las diferencias. Todos pueden pensar diferente y no hay un apego a pelearse sino a unir. Hay que tratar de ver en el otro, cosas interesantes para mí y para seguir creciendo. Por eso los jóvenes son la esperanza muy fuerte para nuestro país. Los recursos están para que seamos un gran país, es muy impresionante lo que Dios nos dio. Creo que la esperanza que habita en ustedes, los jóvenes, es la esperanza que tenemos que alimentar”.

Por otro lado, monseñor Braida, miembro de la Comisión de Laicos y Familia, habló del retorno de los jóvenes a sus realidades después de la experiencia del II Encuentro Nacional de la Juventud. “Nos está dejando mucho, los chicos valoraron mucho los momentos de oración. En todas las áreas pudieron inscribirse para los momentos de espiritualidad y en su proyecto de vida. El Papa nos dijo ayer, en su video mensaje, que no miremos la historia desde la ventana. Hay que volver e intentar cosas nuevas con el protagonismo de los adultos. La chispa y alegría que uno vio acá, es una de las pistas concretas que nos podemos llevar”.

Mariano García y Diana Fanlo, referentes de la Pastoral de la Juventud Nacional, entregaron a la vicepresidente el manual del encuentrista elaborado por los jóvenes del país y la remera del Encuentro. “Le ofrecemos esta remera para que todos nos pongamos la camiseta y podamos renovar la historia. Hay 18 mil jóvenes que representan a muchos otros que este fin de semana se pusieron la camiseta para renovar la historia de nuestro país”.

Finalmente, la vicepresidente comentó que “pensar en renovar la historia es trascendente. Hay un espíritu de escucha. La idea de renovar la historia, está sumamente iluminada por el Espíritu Santo. Si hay un espíritu que nos une con buena fe, se puede transformar la realidad. Estoy feliz de que ustedes sean nuestra esperanza, y sé que nosotros tenemos que alimentarla, como adultos, con buenos ejemplos”.

Fuente: PRENSA ENJ2018

Fuente: 
Avellaneda24