Las bajas ventas preocupan al comercio santafesino

Creado el

11/05/2016 - 10:45

Autor

Gustavo Capeletti

Título

Las bajas ventas preocupan al comercio santafesino

El comercio santafesino planteó su delicada situación a Lifschitz. Fue durante la reciente reunión de la Mesa Consultiva de Comercio, convocada por el gobierno provincial. Dirigentes de entidades representativas del sector intentan conseguir ayuda financiera para “no cortar la cadena de pago”.

galeria para post

Imagenes

El comercio santafesino planteó su delicada situación a Lifschitz. Fue durante la reciente reunión de la Mesa Consultiva de Comercio, convocada por el gobierno provincial. Dirigentes de entidades representativas del sector intentan conseguir ayuda financiera para “no cortar la cadena de pago”.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y el ministro de la Producción, Luis Contigiani, encabezaron recientemente la Mesa Consultiva del Comercio de la provincia de Santa Fe. Este nuevo ámbito fue lanzado por la máxima autoridad provincial con el objetivo de debatir, discutir y analizar propuestas referidas al desarrollo, presente y futuro del comercio y los servicios.

Al espacio lo integran varios actores. Por el gobierno provincial, los funcionarios de la Secretaría de Comercio y Servicios; como representantes del sector comercio y servicios están la Federación de Centros Comerciales de Santa Fe (Fececo), Asociación Civil de Entidades Empresarias del Sur Santafesino (Adeessa), Asociación Empresaria de Rosario, Federación Gremial del Comercio e Industria de Rosario y el Centro Comercial de la ciudad de Santa Fe. Como miembros adherentes, se unirán las Cámaras Empresarias Locales, para el caso en que deban tratarse temas inherentes a un sector geográfico específico de la provincia.

Para el titular de Fececo, Adrián Schuck, la Mesa Consultiva “es una experiencia inédita, en la cual se pueden escuchar las problemáticas del sector comercial y de servicios, cuando antes eso no ocurría. A diferencia de la Comisión de Trabajo que se armó entre todos los sectores productivos de la provincia -construcción, campo, industria y comercio- y el gobierno, aquí se ponen en discusión otros puntos, que atienden más a lo que le preocupa hoy a los pequeños y medianos comerciantes por la situación que están atravesando. Destacamos el espacio de diálogo y que hayamos sido convocados por las autoridades”.

“Asimismo -continuó el dirigente en diálogo con El Litoral- nos enfocamos en la problemática actual de nuestros representados sobre los impactos de las tarifas del suministro eléctrico. También planteamos la situación que atraviesan muchos comerciantes a partir de la crisis hídrica que golpeó a toda la provincia. En este sentido, manifestamos los temores existentes por posibles cortes en la cadena de pagos. Allí surgió la posibilidad de contar con una ayuda financiera y, fundamentalmente, que se declare en emergencia al sector comercial y de servicios, lo cual está siendo estudiado”.

“Esto representaría -detalla Schuck- un acceso a créditos de tasas blandas que servirían para recomponer todo el capital de trabajo de los comerciantes. En el último tiempo se han emitido muchos cheques para incrementar el capital de trabajo, generalmente a 30 ó 60 días, pero las ventas no han acompañado y, en el medio, hubo incrementos en sueldos y servicios”.

Solicitudes

Tanto Fececo como Adeessa le han detallado al mandatario provincial las principales inquietudes que aquejan al sector. Los principales puntos son:

-Inclusión del sector comercio y servicios en la declaración de emergencia, al igual que el resto de los sectores productivos.

-Modificación en la escala de ingresos brutos: es necesario elevar los montos de las escalas más bajas pues aún los comercios más pequeños quedan comprendidos en escalas que no le son beneficiosas.

-Tarifas del servicio eléctrico.

-Pedido a la Afip: la necesidad de que el gobierno provincial apoye firmemente las gestiones que se iniciaron ante la Afip con el objetivo de que ese organismo suspenda las medidas cautelares, embargos, interdictos y similares que impone sobre los contribuyentes que presentan el mínimo atraso en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

El gobernador Lifschitz afirmó tras el encuentro que a algunos sectores del comercio le están “ofreciendo un plan de financiamiento para que el costo de la electricidad no impida su funcionamiento”. Explicó que desde el gobierno provincial se “está trabajando sobre distintas instancias de ayuda al sector agropecuario y también viendo la posibilidad de ampliarlo al sector comercial”. “Hicimos un repaso de la situación -dijo- y de las perspectivas de mediano plazo, les contamos los proyectos que tiene la nueva Secretaría de Comercio y Servicios, que fue un pedido de las instituciones del comercio y que el gobierno provincial puso en marcha”.

El Litoral

Fuente: 
Avellaneda24