La Perla del Norte inundada tras un diluvio de 240 milímetros

Creado el

18/08/2015 - 10:49

Autor

Gustavo Capeletti

Título

La Perla del Norte inundada tras un diluvio de 240 milímetros

En Reconquista la situación es desesperante. Hay familias evacuadas y sigue lloviendo. Los desagües urbanos no dan abasto. Con barrios enteros inundados, se decretó la emergencia hídrica.

galeria para post

Imagenes

En Reconquista la situación es desesperante. Hay familias evacuadas y sigue lloviendo. Los desagües urbanos no dan abasto. Con barrios enteros inundados, se decretó la emergencia hídrica.

Reconquista atraviesa por estas horas una de las peores crisis hídricas de los últimos años. Con mediciones que superan los 240 milímetros de agua caída en barrios como el períferico Don Juan, la ciudad entera está colapsada por el exponencial nivel de agua caída en las últimas 48 horas, casi sin parar.

La zona sur de la escuadra urbanizada es la que más padece el fenómeno, con varios sectores de los barrios América y Chapero cortados al tránsito debido al agua acumulada sobre la carpeta asfálstica. Va de suyo que en las calles internas de las barriadas, de calzadas naturales, la situación es poco menos que inenarrable: un solo espejo acuático cubre el espacio entre cunetas, y son muchos los vecinos que pasaron la noche en vela con agua dentro sus viviendas, en buena medida como consecuencia de la saturación de los pozos negros, napas y alcantarillas obstruidas con basura.

Hasta esta mañana, eran 10 las familias evacuadas informadas oficialmente, pero se sabe que el número de autoevacuados es ostensiblemente mayor. Además, hubo varias familias que tuvieron entrada de agua en sus viviendas debido

La situación de extrema gravedad desembocó en una reunión de urgencia de los integrantes de la Mesa de Protección Civil local para organizar y coordinar las tareas a llevar adelante.

Anoche, pasadas las 19, de acuerdo a lo informado por el jefe de Protección Civil, César Romano, se contabilizaban poco más de 10 familias evacuadas, en barrios como Velódromo, La Lola y aquellos lugares bajos como el asentamiento de Guadalupe Sur y Castercam.

Además, “hubo varias familias que tuvieron entrada de agua en sus viviendas debido a la saturación de los pozos negros, napas y alcantarillas obstruidas con basura. Todo el equipo de Protección Civil continuará monitoreando la situación que se está normalizando lentamente”, se informó.

A la reacción de Protección Civil local, se sumó la llegada de su par provincial. Los funcionarios Walter Albornoz y Daniel Chersich recorrieron los barrios más perjudicados por las intensas lluvias. Asimismo, se acoplaron al operático representantes de la Dirección de Hidráulica de la provincia, que llegaron a la ciudad para analizar in situ la delicada situación.

La preocupación es aún mayor por la crecida del arroyo El Rey, límite natural entre Reconquista y Avellaneda. Su caudal se acrecentó dramáticamente en las últimas horas y está al tope. Se espera, según Protección Civil, que pueda recibir más agua aun teniendo en cuenta que llovió en la cuenca superior. La evolución de la crecida es seguida de cerca.

Una vez más, como ya pasara en los meses previos a la mitad de año, Reconquista se ve afectada por copiosas lluvias y su infraestructura cruje. El milimetraje acumulado en pocas horas da por tierra con cualquier previsión realizada en cuanto a obras de drenaje.

Pero quienes pierden sus pertenencias o ven afectados sus bienes por estas causas, están lejos de entender razones. Los vecinos hicieron explotar sus reclamos en las redes sociales contra el estado municipal al que acusan de no lograr dar soluciones a este problema. Desde el municipio local alegaron que las obras que se hicieron funcionaron bien, con “buenos resultados”.

En medio de esa polémica, en la mañana de este martes, el mal tiempo continuaba y a pesar de los pronósticos que hablaban de mejoramientos, el cielo plomizo y una persistente llovizna dejaban entrever que el acuciante panorama generado por el exceso hídrico está lejos de encontrar coto.

Fuente: 
Avellaneda24