La historia de Pavón, el héroe de Boca

Creado el

04/05/2015 - 08:12

Autor

Sergio Raynoldi

Título

La historia de Pavón, el héroe de Boca

Le dicen "Kichán" y fue comprado por el club de la Ribera en 14 millones de pesos. Logró ascensos con Talleres y Colón y hoy, tras su gol a River, es el protagonista del primero de los tres superclásicos.

galeria para post

Imagenes

Le dicen "Kichán" y fue comprado por el club de la Ribera en 14 millones de pesos. Logró ascensos con Talleres y Colón y hoy, tras su gol a River, es el protagonista del primero de los tres superclásicos.

Iban 22 minutos del segundo tiempo de un partido cerrado, del primero de los tres Superclásicos de mayo de los que se hablará en buena parte del mundo, cuando Rodolfo Arruabarrena entendió que el partido necesitaba la frescura de Cristian Pavón y lo mandó a la cancha porFederico Carrizo. Sólo 18 minutos después, su boca llena de gol hizo explotar el planeta "xeneize".

 
En julio de 2014, dos meses después de haber debutado en la Primera de Talleres de Córdoba, Boca lo descubrió y pagó por él 14 millones de pesos que el club de Barrio Jardín usó para levantar su quiebra. "Aún no hemos caído como familia en lo que va a pasar con Cristian. Él lo toma como toma todas las posibilidades que ha tenido de progresar, con tranquilidad y ganas de disfrutarlo", expresaba entonces Verónica Campos, la mamá del jugador, sobre el gran salto de su hijo.
 
Tras ser comprado por el club de la Ribera, "Kichan", tal el apodo del delantero, fue cedido a Colón. En Talleres había marcado 4 goles en 20 partidos pero era hora de foguearse. Jugó con el club de Santa Fe 21 partidos en los que hizo 5 goles clave para el ascenso a Primera División y entonces le llegó la hora soñada. En enero de 2015 Rodolfo Arruabarrena lo citó a la pretemporada de Boca.
 
Pavón, nacido el 21 de enero de 1996 en Anisacate, un pueblo cordobés de unos 3 mil habitantes, sabía que sus condiciones le iban a permitir ser protagonista. "Vengo de dos ascensos consecutivos, pero si se da de ganar el título local o la Copa Libertadores sería mucho mejor",decía entonces el delantero que sólo soñaba pero aún no tenía idea de lo que estaba por venir.
 
El 24 de enero de 2015 fue para el jugador una jornada agridulce. Jugó como titular el Superclásico de verano de Mar del Plata pero en ese partido sufrió una fractura en el pie provocada por una patada de Leonel Vangioni que lo dejó tres meses sin jugar. Tras la recuperación volvió el 5 de abril para jugar ante Huracán por la 7° fecha del Campeonato de Primera cuando ingresó por Nicolás Lodeiro a casi media hora del final del partido que finalizó 2-0 para los de Arruabarrena.
Luego fue titular contra Chicago y en la fecha 9 marcó su primer gol oficial con la camiseta de Boca. Fue el segundo del equipo "xeneize" en el 3-1 a Lanús. Ausente después contra Estudiantes, le llegaron entonces sus 23 minutos soñados. "Estaba en el banco y le dije a Guille Sara que iba a entrar y hacer un gol. Por eso se lo dediqué a él, pero también al hijo de mi representante (Fernando Hidalgo), porque me prometió que si hacía un gol me prestaba el BMW durante un mes", contó Pavón al término del partido que Boca le ganó 2-0 a River con un gol suyo, el primero, que festejó haciendo la mímica del manejo de un auto por aquella apuesta que ahora el hijo de Hidalgo deberá cumplir.
A sus 19, Cristian "Kichán" Pavón vive su gran presente que incluye la citación del Sub 20 para jugar con la Selección el Mundial de Nueva Zelanda que se disputará este año. Boca disfruta de su talento y River hoy lo sufre.
 
Fuente: 
Avellaneda24