Elecciones en Santa Fe: los candidatos a gobernador se cruzaron a horas de la veda

Creado el

13/06/2015 - 21:23

Autor

Sergio Raynoldi

Título

Elecciones en Santa Fe: los candidatos a gobernador se cruzaron a horas de la veda

En una elección clave antes de las PASO nacionales, los aspirantes a la gobernación del socialismo, PRO y peronismo desparramaron críticas

galeria para post

Imagenes

En una elección clave antes de las PASO nacionales, los aspirantes a la gobernación del socialismo, PRO y peronismo desparramaron críticas contra sus adversarios. El macrismo alertó por irregularidades.

Aunque la veda electoral ya comenzó, los candidatos a gobernador de Santa Fe aprovecharon hasta el último minuto de la campaña para cautivar al electorado. Y no es poco lo que se define. El socialismo pondrá en juego mañana su histórico bastión, luego de haber sido relegado a segunda fuerza en las PASO detrás del candidato de Unión PRO, Miguel Del Sel. De ganar este último, significaría el primer triunfo del macrismo fuera de la Capital Federal, lo que reforzaría la carrera presidencial del jefe de Gobierno porteño.
 
En tres entrevistas publicadas hoy por el diario La Nación y efectuadas antes de la veda, Del Sel, Miguel Lifschitz (PS) y Omar Perotti (FpV) fogonearon el tramo final de la pelea electoral con críticas a sus competidores y destacaron sus virtudes.
 
Tras salir segundo en los comicios de abril, Lifschitz aseguró que están mejor para retener la gobernación ya que “después de las primarias hubo un cambio de clima y la gente empezó a tomar mucho más en serio la decisión del próximo domingo”. “Los santafecinos siempre han votado con inteligencia y lo van a volver a hacer en esta ocasión, mirando los antecedentes y la trayectoria de cada uno”, afirmó.
 
“Le puedo asegurar que hay una diferencia a favor nuestro que se va consolidando y no tengo duda de que se va a ampliar. Se formalizó la tendencia creciente”, indicó el candidato socialista, quien le ganó la primaria al radical Mario Barletta.
 
Sobre las críticas recibidas por la inseguridad en la provincia, Lifschitz señaló que “es indispensable que se modifiquen algunas leyes y hacer ajustes en el sistema judicial para dotarlo de toda la infraestructura y cargos que necesita. Hay que hacer cambios en la ley policial y todo eso requiere de un consenso de todos los sectores de la política”, dijo.
Por su lado, Miguel del Sel destacó que el eje principal de un próximo gobierno suyo será resolver “la inseguridad”. “Vamos a tener que formar una policía entrenada, con patrulleros y cámaras. Y hay que arrancar con el desarrollo barrial: entrar con asfalto, luz, polideportivos y salud, con todo para llevarle felicidad a la gente, planteó.
 
Además, se mostró confiado en que será gobernador y afirmó que aquellos que votaron por Barletta ahora “nos van a acompañar a nosotros”. “Ha habido un acercamiento del radicalismo con Mauricio”, sostuvo.
 
El candidato del PRO cuestionó también “las chicanas” que le hicieron sus adversarios sobre su capacidad para gobernar Santa Fe. “Esta campaña ha sido bastante cruel conmigo. Tengo una experiencia de vida importante que no han tenido ellos. Dicen que no tengo experiencia. Pero ellos también en algún momento debutaron en política”, planteó.
“La vida y el destino me pusieron en este lugar. Mi apoyo son los profesionales y los equipos, como hace cualquier persona inteligente, con sentido común. Va a haber muchas charlas y reuniones”, concluyó.
 
Otro que está confiando es el kirchnerista Omar Perotti, pese a que salió tercero en las primarias. Aseguró que es el único candidato que crece y que su rival de Pro, Miguel Del Sel "no para de caer", mientras que Lifschitz "está estancado".
 
“Hasta las PASO nunca hay clima electoral. Nosotros tuvimos sólo 30 días de campaña frente a dos candidatos instalados. Después hay una redefinición violenta de votos”, dijo, y agregó que en si se consideran los candidatos que no llegaron a los comicios generales habrá 400.000 votos nuevos para atraer.
 
En relación a la gestión provincial, Perotti fue duro al señalar que "el gobierno socialista fue cómplice de la instalación narco" y hubo negligencia y desconocimiento para enfrentar el problema. En particular, apuntó contra las jefaturas policiales de Santa Fe que participaron y se beneficiaron con el delito.
 
“Hay que generar acciones de prevención muy fuertes. Nadie vende lo que alguien no compra. Familia, educación y Estado tienen que actuar para disminuir el consumo. La lucha frontal contra el delito es nuestra prioridad. Voy a asumir en persona la conducción política de la policía. Hay que tener una fuerza más profesionalizada, mejor entrenada y mejor remunerada”, propuso.
 

Sobre Del Sel, Perotti puso en duda la capacidad de liderazgo del candidato para gobernar una provincia que atraviesa una circunstancia “delicada”. “No quiero un salto al vacío ni una lotería para mi provincia. En un gobierno de Del Sel no sé quién va a gobernar. ¿Un ministro? ¿Un asesor? ¿Van a gobernar desde Capital Federal?”, se preguntó.

Fuente: 
Avellaneda24